LA POSADILLA

Es la más meridional de las aldeas pertenecientes al extenso término municipal de la histórica villa de Fuente Obejuna.

Por su situación geográfica se puede considerar una encrucijada, desde donde parten importantes vías de comunicación que enlazan con pueblos próximos, así como con tierras de la provincia de Sevilla y Badajoz.

Cuenta con un importante Museo Etnográfico, donde el visitante puede revivir el pasado con nostalgia y disfrutar de sus dependencias bien seleccionadas y definidas.

Este museo hace posible analizar y hacer comparaciones con las vivencias de cuantos han pasado por esta “Posadilla” y han dejado sus huellas; unas pérdidas por la acción del tiempo y otras ocultas en las entrañas de sus tierras. El tiempo se encargará de descubrir estas incógnitas. “Museo en vivo” en el mes de Junio.

INTRODUCCIÓN

Posadilla  es la más meridional de las catorce aldeas pertenecientes al extenso término municipal de la histórica villa de Fuente Obejuna.

Por su situación geográfica se puede considerar una encrucijada, desde donde parten importantes vías de comunicación  que enlazan con pueblos próximos, así como con tierras de las provincias de Sevilla y Badajoz.

Debido a encontrarse en un punto tan crucial, por donde han pasado y pasan generaciones de gentes, procedentes de otros pueblo de la geografía española y de países vecinos (Francia principalmente), han hecho posible analizar y hacer comparaciones, históricamente hablando, con las vivencias de cuantos han pasado por ésta “Posadilla”  y han dejado sus huellas; unas pérdidas por la acción del tiempo y otras ocultas en las entrañas de sus tierras. El tiempo se encargará de descubrir estas incógnitas.

Ubicación

La aldea de Posadilla está ubicada al sudeste de Fuente Obejuna, a unos 23kms; a 5º-17´ de longitud y 38 º -11´de latitud aproximadamente .Su altitud sobre el nivel del mar como hemos dicho anteriormente, es de 707 metros.

Se encuentran en un punto de donde parten un buen número de caminos, que desde tiempos pasados se conectan con otros pueblos y aldeas; de entre ellos podemos citar los siguientes:

Camino de Posadilla a Villaviciosa, Villanueva del Rey, san Calixto, Belmez, Doña Rama, Navalcuervo, Alcornocal, Cardenchosa, Fuente Obejuna, etc.

Posadilla está enclavada sobre un cerro, aunque cuenta con otras elevaciones que debemos mencionar cerca de ella, como es el Cerro del Escambrón, marcado con un vértice geodésico de tercer orden, con 699 metros de altitud; o el Cerro Caña ya en el término municipal de Belmez, con 777 metros del altitud, entre otros.

Al ser un terreno quebrado existen vertientes donde en tiempos de lluvia se encauzan las aguas; algunas de ellas son conocidas con nombres como: vertiente de Azuche, de Valdelobos, de Valseguro, etc; y otras que por ser pequeñas no tienen nombre.

Próximo a Posadilla surcan los arroyos Fresnedoso y Benajarafe. Según nos cuenta Pascual Madoz en el siglo XIX, el arroyo Fresnedoso nace en la inmediaciones de la aldea de Posadilla, corre por entre la sierra llamada de los Santos y desemboca en el rio Guadiato en el término de Villanueva del Rey o Cárdenas. También desde posadilla llegamos a través de un camino a la finca Charco Largo, que nos lleva al nacimiento del Benarajafe, que vierte sus aguas en el río Bembézar después de atravesar  el partido judicial de Posadas. Desde Posadilla, pasando junto al cerro del Escambrón , parte un camino conocido como “Camino de los Molinos de Benarajafe”

Orígenes del nombre

Hay  razones de peso que nos lleva a conocer el origen de nombre de la aldea de Posadilla y ubicarla cronológicamente, sin necesidad de fundamentarlo con hipótesis. Gracias a los datos históricos y reseñas geográficas que describe el LIBRO DE LA MONTERIA (tratado de Caza), atribuido primero a Alfonso X el Sabio (1221-1284) y más tarde a su nieto Alfonso XI (1311-1350), conocido en la historia como el Onceno, nos da a conocer en el Capítulo XXV “DE LOS MONTES  DE TIERRA DE CORDOBA”, de dicho libro, el siguiente texto:

“…La sierra de los Sanctos , que es cerca del Castiello de Viandar es buen monte de oso en ivierno, et en el comienzo del verano , et son las vocerías desde la senda que se desina á las casas de Johan Escribano por el camino fasta las Navas de Doña Rama, et el camino adelante fasta en asomante á la posada de Diego Alfonso por el cerro ayuso fasta que llegue al aroyo que sale de la posada del dicho Diego Alfonso, et por allende de este arroyo Ayuso fasta que llegue al campo  de las Foyas de Doña Sancha; et que tenga los rostros contra la sierra de  los Sanctos, porque non pase el venado contra las cumbres  de Fresnedoso. Et que estén monteros encima de la sierra de los Sanctos que deseñen. Et son las armadas la una en el Foyo de Viandar. Et la otra en las Navas de Doña Rama…”

Si analizamos detenidamente este documento fechado entre 1250 y 1350, nos encontramos con datos suficientes (accidentes geográficos, castillos, poblaciones, arroyos, etc.…) del paraje donde se encuentra actualmente la aldea de Posadilla.

Para ello analizaremos punto por punto todo lo que en él se describe:

Primeramente se cita la Sierra de los Santos, diciendo que cerca de ella estaba el “Castillo de Viandar”, que estuvo ubicado próximo al Cerro Maleto, lugar que actualmente conocemos como “Cerro del Castillo” de 770 metros de altitud, junto a la población del Hoyo (término de Belmez).Este castillo citado en el Libro de la Montería, también es mencionado por EDRISI o YDRISI; cuyo nombre era Abu Abdallah  Mohamed Ben Mohamed Ben Abdallah Ben Ydris que fue un geógrafo eminente, llamado el Estrabón árabe nacido sobre el año 1100 y muerto hacia el año 1171.Se cree que hizo sus estudios en Córdoba y lo prueba el hecho de dar una descripción muy exacta de ella .Viajó mucho principalmente por España, N.de África, etc.… El castillo de Viandar, lo cita con el nombre de CASTILLO DE “BENAIDAR”, del cual sabemos que existía en 1573, contando con una planta rectangular rodeado de torres y construcción árabe.

Continuando con dicho documento, se cita que: “es un buen monte de oso en invierno, y en el comienzo del verano, y son las vocerías desde la senda (camino estrecho –vereda) que se señala a las casas de Johan Escribano por el camino hasta las tierra de Doña Rama, y el camino adelante hasta asomar a la posada de Diego Alfonso.”

Como podemos comprobar,  Doña Rama tiene una altitud sobre el nivel del mar de unos de unos 593 a 607 metros;  y para llegar a la actual aldea de Posadilla, que cuenta con 707 metros de altitud , se tiene que ascender por parajes elevados con altitudes que oscilan entre los 716metros por el Marquesado, los 756 metros aproximadamente en Torovejano y los 780 metros de la altitud junto al Cerro Caña; de ahí , que en este documento , utilice el término “asomante”, cuando dice: “ y el camino adelante hasta en asomante a la posada de Diego Alfonso”; ya que una vez que pasamos junto al cerro Caña” nos asomamos a dicha posada”; descendiendo para llegara a ella. Seguidamente nos cita: “el cerro abajo hasta que llegue al arroyo que  sale de la posada del dicho Diego Alfonso” et por la otra parte del arroyo abajo que sale de la posada del dicho Diego Alfonso.”Posiblemente se refiera al actual arroyo del “Acebuche” que nace próximo a Posadilla y discurre hacia la zona más meridional, que junto con el Masegoso, del Conventillo y Grande, surten de agua al Benajarafe.

Continúa dicho  documento diciendo: “Y por la parte de allá de este arroyo hacia abajo, hasta que llegue al campo de las Foyas (Hoyas) de Doña Sancha, actual Dehesa de las Hoyas , que con el paso el tiempo perdería el nombre de su primitiva propietaria, para a llamarse Dehesa de las Hoyas.

En estos parajes han predominado a lo largo de los siglos nombres de mujeres: Hoya de Doña Sancha, Doña Rama y posiblemente también de aquellas fechas, pueda venir el nombre de la Majada de Doña Mayor junto al actual camino de los Molinos de Benajarafe, la finca de “La Señoreta”, etc.

El origen de la aldea de Posadilla posiblemente se fundara al amparo de la posada de Diego Alfonso como hemos visto anteriormente; que quizás por tener ésta escasas dimensiones, fuera una pequeña dimensiones , fuera una pequeña posada, llamándosele Posadilla; aunque en el libro de la Montería se cita como Posada; que serviría para hospedar a cuantas personas transitaran por los caminos que llegan hasta ella(pastores con ganado trashumante, arrieros, negociantes, etc.…); paso habitual en otros tiempos para llegar hasta el sur de las tierras extremeñas o al norte de las sevillanas.

La ubicación de Posadilla dentro del término municipal, como veremos más a delante, es óptima; ya que se encuentra en un lugar estratégico (cruce o intersección de caminos), limitando sus tierras con los términos municipales de Hornachuelo, Villanueva del Rey y Belmez.

Posiblemente al estar tan próxima a estas poblaciones, en tiempos remotos pudo haber pertenecido a uno de estos términos; aunque ya en 1549, en el documento de Fundaciones de los cortijos dándoles Iglesias y Capellanes, es citada como aldea de Fuente Obejuna.

Parece ser que una vez fundada con un poblado estable, con el transcurrir de los años fue incrementada según se desprende de algunas investigaciones realizadas a tal fin, donde se afirma que a Posadilla llegaron a mediados del tercer cuarto del siglo XV un número indeterminado de personas de Córdoba, cuya procedencia era hebrea. Así nos lo describe el Doctor Madrid del Cacho en un artículo aparecido en la Revista de Feria “Fons Mellaria” del año 1966, titulado “Puntualización histórica sobre la rebelión de Fuenteovejuna” en el que se lee textualmente:

“…haber llegado a la convicción de la existencia en la gesta de Fuenteovejuna de una doble acción, desarrollada sinópticamente, en los hechos que acaecieron en nuestra villa el día de san Marcos, 25 de abril, del año de gracia de 1476.De una parte, la noble reacción popular frente a los vejámenes del Comendador Mayor de Calatrava, Fernán Gómez de Guzmán , y de otra , la actuación netamente política-en parte a favor de la reina Isabel, en parte a favor de la reina Isabel, en parte “pro domo suo”-del noble cordobés D. Alonso de Aguilar , hermano del que luego sería llamado el “Gran Capitán”, y de sus amigos

Y protegidos los judíos de la aljama de Córdoba, huidos en gran parte de la capital a consecuencia de los sangrientos sucesos de 1473 y desperdigados desde entonces por varios lugares del “Llano de las Bellotas”, unos y asentados otros en la puebla de Posadilla, enclavada a la sazón en lo que venía siendo un dudoso “hinterland” entre las jurisdicciones de Córdoba y Fuenteovejuna”.

Sobre este mismo artículo, en unas notas aclaratorias, aparece la siguiente llamada:

“A consecuencia de una supuesta irreverencia en una procesión, de lo que se inculpaba a los judíos, se produjo en 1473, en Córdoba , una gravísima persecución en la cual , cientos de judíos escaparon a la muerte merced a la noble defensa que de ellos hiciera, con peligro de su vida D. Alonso de Aguilar. Muchos de ellos huyeron afincándose en el valle de los Pedroches, principalmente en Pozoblanco donde la mayoría se dedicaron a tejedores. En cuanto a los que se instalaron en Posadilla-actual aldea de Fuente Obejuna-, donde todavía los nombres bíblicos están a la orden del día, constituyeron una especie de propiedad comunal y explotación conjunta, similar a la establecida en otras pueblas judías de Toledo, tales como Tlascala, Casal del Asno, Jumela e Inesa. En estas explotaciones comunales hemos creído ver el precedente histórico del actual “Kibutz” hebrero, del que tan orgulloso se muestra el Estado de Israel”

Posteriormente, en este mismo artículo implica la participación de los judíos en la preparación de los judíos en la preparación y financiación del alzamiento de Fuenteovejuna; citando:

“…Pues bien, aprovechando la existencia de un denso núcleo judío en Posadilla a raíz de los sucesos  de 1473, en Córdoba, iniciada la guerra civil, los judíos cordobeses, exilados o no de su ciudad, encontraron en la liberación de Fuenteovejuna la posibilidad de canalizar su odio , de una parte y, de otra, mostrar su agradecimiento a su eficaz velador don Alonso de Aguilar y su simpatía a doña Isabel y don Fernando cuyo matrimonio había sido precisamente concertado por un judío , Mosen Pedro de la Caballería…”

Aún perduran en la aldea de Posadilla algunos nombres de calles, que nos puede acercar a una posible raíz hebrea; como por ejemplo sucede en el caso de la calle “Zarco”, que ha mantenido este nombre a través de los siglos. Siendo éste, un adjetivo que se aplica al color azul claro. Se usa regularmente hablando de los ojos. Etimológicamente procede de una voz hebrea y árabe que significa azul.

O por ejemplo, la calle Morquinos, situada cerca de la “quebrailla”, lugar donde los naturales de Posadilla dicen que sus antepasados empezaron a concentrar sus viviendas, donde lugar al origen de la ladea; posiblemente agrupado las viviendas alrededor de la posada de Diego Alonso. El nombre de esta calle “Morquinos” es un enigma, ya que no tiene ningún origen o significado concreto este vocablo.

También existe el llamado “Camino de los Molinos de Benarajarafe”, palabra que da nombre a un río afluente del río Bembézar, cuya raíz “Ben” bien puede proceder de la voz hebrea que significa “hijo “en acepción original.

Tanto si hubo como no población judía estable en esta aldea, si es cierto que posiblemente antes de la fecha que éstos pudieron asentarse, ya había personas habitando en esta pequeña cortijada; ya que tenemos que tener en cuenta la aparición de un dato muy interesante. Encontrado en las Actas Capitules, donde en el libro más antiguo, que abarca los años 1871 a 1875, aparece en el día 17 de noviembre de 1872 distintas diligencias por particulares al ayuntamiento de Fuente Obejuna, dentro de las cuales, existe una solicitud de un vecino de Posadilla, para construir en terrenos del común en la vía pública, describiéndose literalmente lo siguiente:

“Antonio Ruiz Murillo, ciento cuarenta y cuatro metros cincuenta centímetros en la aldea de Posadilla, linda a L. con el camino que desde el corralón de los juglares se dirige a esta villa, a S con calle de la aldea, a P con salón de Diego Muñoz Rubio y a N. con el ejido, bajo el precio de un real el metro…”

Este documento nos aporta una información muy interesante, al citarnos la existencia de un corralón en Posadilla denominado “de los Juglares”. Este dato, nos hace retroceder en el tiempo y aproximarnos más a los principios de esta aldea, cuando solamente había una posada.

Posiblemente, el nombre de este recinto: “Corralón de los juglares”, proceda de tiempos muy remotos que hasta finales del siglo XIX se estuvo utilizando. En él, como su propio nombre indica, pudo servir entre otros muchos usos, para albergar las pertenencias, animales o incluso el resguardo o refugio de los juglares; que como ya sabemos eran trovadores , poetas y artistas , que recorrían ciudades , pueblos, villorrios y aldeas, deteniéndose a actuar en las plazas públicas o castillos de reyes y grandes señores. Sus repertorios incluía todo lo que pudiera interesar y divertir al público; relatos noticieros que informaban sobre la situación bélica, cantos épicos, canciones líricas, acrobacia, prestidigitaciones, etc.: recibiendo del público víveres o dinero en mano.

No sabemos con certeza a partir de qué siglo tomó dicho recinto este nombre; aunque debió ser anterior al siglo XV; ya que los investigadores sitúan la desaparición de los juglares en Europa Occidental en la baja Edad Media, entre 1400 y 1450.Si esto fuera así, debemos olvidarnos de una vez por todas, de que el origen de la ladea de Posadilla fue a consecuencia de las desavenencias de los vecinos de la villa con el Comendador y diera lugar a la fundación de esta aldea.

Por todo ello, podemos relacionar hipotéticamente, que si Posadilla debe su nombre a una pequeña posada donde se albergaban los viajeros que iban de paso, bien pudo existir cerca de ella un corralón donde los juglares pernoctaran o bien guardaran sus pertenencias, posiblemente entre el siglo XIII y el XV.

Patrimonio
  • IGLESIA DEL ESPÍRITU SANTO

​​​​La actual Iglesia de Posadilla fue construida en la década de los años sesenta. Su estructura es de una simple nave de plata rectangular cubierta a dos aguas. En su interior se adosa a la cabecera un reducido espacio a modo de sacristía. Preside dicha Iglesia un Cristo crucificado. En el otro extremo de la cabecera (en el exterior), se levanta una pequeña espadaña coronada por un ángel.

Cuenta esta Iglesia en su presbiterio con una escultura de madera tallada y policromada, de unos 0,87metros, que representa la imagen de San Pedro, Patrono de Posadilla, de mucha devoción popular. Es una talla con vestidura pontifical, capa pluvial y tocado. En su mano derecha porta las simbólicas llaves del cielo. Fisionómicamente se muestra con una apariencia habitual con barba corta. Esta talla de gran valor artístico está fechada a principios de siglo XVIII.

Existe una imagen de la Virgen de los Dolores a la izquierda de la entrada a la Iglesia .Y en su sacristía otra imagen de la Virgen, de madera tallada y policromada de finales del siglo XVIII, que está muy repintada; de ella ha desaparecido el Niño que tenía en sus brazos.

Otro bien de interés es un Misale Romanun de 1893.

  • FUENTES

Como anteriormente hemos podido leer en la descripción de esta población, realizada por parte de Pascual Madoz en su Diccionario Geográfico Estadístico Histórico de España a mediados del siglo XIX, Posadilla cuenta con varias fuentes fuera del caso de población ,de exquisita agua , de las que se ha estado abasteciendo la población desde hace siglos; entre ellas podemos destacar las siguientes: El Juncal, Fuentezuela o Fuente Azuela próximas a Posadilla y la Fuente Grande ya en la finca de la Cañada y algo más retirada la Fuente del Pradillo. Igualmente, existen fincas agropecuarias cerca de Posadilla, que guardan en su nombre el término agua: “Agua fría” y “La Buena Agua”.

De entre las fuentes, podemos destacar la de “El juncal” y la “Fuentezuela”, que como sucede en otras aldeas (Argallón, Cañada del Gamo, Ojuelos Bajos, Ojuelos Altos, Los Pánchez, etc.…) son fuentes utilizadas por la población., consistentes en depósitos subterráneos cubiertos mediante caseta de obra de fábrica; en uno de cuyos laterales suele ir colocada una bomba de succión para la extracción del agua, como en la citada fuente de “El Juncal”.

Gastronomía

Al margen de los platos más típicos de nuestra tradicional cocina andaluza: cocido, gazpacho, migas con torreznos, etc.; en Posadilla podemos resaltar el caldillo de conejo, la sobrehúsa de bacalao, consumida preferentemente en Semana Santa, y las albóndigas y escabeche de pollo. Para endulzar el paladar pestiños y flores de sartén consumidos principalmente en las Ferias y Fiestas.

Artesanía

Como en el resto de las aldeas  del término municipal , ha habido en Posadilla personas que de una forma artesanal han realizado trabajos muy dispares, como era el caso de Rufino Morales y de su hijo Francisco, que realizaban todo clase de trabajos de carpintería, ampliándose su faceta a la construcción de muebles, aperos de labranza, carros, etc. Igualmente Otilio Rubio, carpintero de profesión, que realizaba trabajos muy interesantes con las escasas herramientas con las que disponía en aquellas fechas.

El gremio de los herreros en Posadilla fue muy importante. Hemos podido comprobar que desde finales del siglo XIX hasta la actualidad, existe una calle en la aldea que se respeta su nombre: “calle Herreros”. Los trabajos principales que realizaban eran entre otros, el de herrar las caballerías, y hacer y reparar aperos de labranzas, tan necesarios en una zona agrícola como es ésta.

También hubo en Posadilla silleteros , zapateros y trabajadores de la mimbre que realizaban esmerados trabajos. Al igual que los bolillos y mayas, realizados por muchas mujeres de esta aldea: de entre ellas podemos destacar los de Rafaela Murillo Benavente y Carmen Rubio Murillo.

 

Fiestas

Feria de San Pedro el día 29 de junio. Romería de la Virgen de Fátima celebrada en el paraje llamado “Cerro Caña” el sábado más próximo al 13 de mayo, y festividad de la Patrona, la Virgen del Rosario el 7 de Octubre.

HUELLA DEL PASADO

Aunque no existe un estudio profundo sobre yacimientos arqueológicos de las aldeas del término municipal, sí existen vestigios, que a lo largo de los siglos han aparecido en ellas, muchos de los cuales desaparecidos con el trascurrir del tiempo.

Por la proximidad de esta aldea con los términos de Villanueva del Rey, Hornachuelos y Belmez, debemos contar como restos del pasado de Posadilla, todos los descubrimientos que se localicen en sus proximidades, aunque se encuentren en otro término municipal Según cuentan algunos naturales de la llamada, próximo a ésta han aparecido algunos vestigios que nos muestra la existencia de pobladores en estos parajes en fechas muy remotas; de entre estos podemos citar restos de cerámicas y vasijas (tinajas) en la finca de “La Nava” o en “La Señoreta”, que afloran tras las labores agrícolas que se realizan en estas tierras.

La mayoría de los restos encontrados no han sido estudiados y no se puede identificar  la procedencia y antigüedad de estos, como así sucede con los aparecidos al sur del Kilómetro 3 en la carretera de Posadilla a Fuente Obejuna, o junto al cementerio, en el paraje de las Eras, donde han aparecido bastantes restos.

Algunos vecinos han encontrado vestigios arqueológicos en las cercanías de la aldea, indicativo de un antiguo poblado sin identificar, en el que han aparecido restos en cantidad de ladrillos y tejas; al igual que antiguos molinos. También se cita la existencia de una posible calzada romana y de monedas de esa época.

Lógicamente, si muy próximo a la aldea de Posadilla fue descubierto un tesorillo “Vaso de plata con inscripciones en caracteres indígenas” cerca de Alcornocal, que en la actualidad se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional. ¿Por qué no esos mismos poblados otros anteriores o posteriores, pudieron dejar alguna huella de su paso por las tierras de esta aldea? Probablemente el tiempo nos de la razón y en  futuro no muy lejano, se pueda hacer un estudio arqueológico serio que nos revele el origen de los tesoros que oculten las tierras de las aldeas de Fuente Obejuna

GALERÍA DE IMÁGENES