LOGO_2

NAVALCUERVO

Enclavada en un paraje de dehesa de encinar, donde predominan principalmente las tierras de labor, podemos decir que es una aldea rica en agua, ya que cuenta muy cerca de la misma con varias fuentes, de las cuales se han surtido los habitantes de la aldea desde tiempos pasados.

La aldea ha contado desde siempre con mucha caza, principalmente menor (conejos y perdices), aunque existe también la caza mayor (jabalíes y ciervos).

En los últimos años se ha prodigiado el Belén Viviente donde todos los vecinos participan de una manera u otra en su representación en las calles de la aldea.

INTRODUCCIÓN

Tomando el antiguo camino, hoy carretera de IARA, a 11,5 kms desde Fuente Obejuna, nos encontramos con un cruce o bifurcación que nos lleva a Doña Rama, El Hoyo y a las aldeas más meridionales del término municipal, siendo en primer lugar la de Navalcuervo a una distancia de 2,5 kms, la más próxima a este cruce.

También podemos llegar hasta este lugar por la carretera provisional CP 110, –conocida como carretera de las aldeas–, porque desde Fuente Obejuna a Posadilla enlaza con las aldeas de Cañada del Gamo, Ojuelos Bajos, Ojuelos Altos, Alcornocal, Los Pánchez, para llegar hasta Navalcuervo, situada a unos 800 metros de dicha carretera.

Navalcuervo es una de las aldeas de Fuente Obejuna, donde reina la tranquilidad. Su situación geográfica permite gozar de un ambiente sano y de buena acogida por parte de sus vecinos.

Ubicación

Navalcuervo se encuentra ubicada aproximadamente a 5º – 18’ de longitud y 38º – 13’ de latitud, al sudeste de Fuente Obejuna.

Su altitud sobre el nivel del mar es de unos 730 metros aproximadamente, enclavada en un paraje de dehesa de encinar, donde predominan principalmente las tierras de labor.

Las vías de comunicación de Navalcuervo con poblaciones más próximas eran entre otras, los antiguos caminos; el que unía Fuente Obejuna con Navalcuervo, que desde esta aldea se dirigía por el paraje conocido como la Garganta, casa de la Garganta y paralelamente junto a la vertiente del mismo nombre, hasta unirse con el antiguo camino de Fuente Obejuna a Córdoba. Este mismo camino se prolongaba hasta Posadilla, uniendo también estas dos aldeas.

Otra vía de comunicación con Navalcuervo era el viejo camino, hoy carretera que une las aldeas,       que parte de Fuente Obejuna y pasa próximo a Cañada del Gamo, Ojuelos Bajos, Ojuelos Altos, Alcornocal, Los Panchéz, Navalcuervo, continuando hasta Posadilla.

Existe otra carretera que parte de esta aldea y llega hasta Doña Rama, prolongándose hasta Belmez.

También existe vía de comunicación con El Hoyo, prolongándose hasta Peñarroya-Pueblonuevo.

Los arroyos, regajos y vertientes que nacen en las proximidades de Navalcuervo son entre otros: el del Molinillo, que pasa muy próximo a la aldea, a unos 800 metros de ésta (cruce de la carretera que se dirige hacia Posadilla). En su recorrido pasa junto a Doña Rama, para unirse con otros arroyos en el término de Belmez.

Otros arroyos y vertientes próximos a Navalcuervo son los denominados de la Cardenchosilla, de la Majona, de los Marqueses de Caldereros y de la Garganta.

Orígenes del nombre

Si analizamos el nombre de la aldea de Navalcuervo, comprobamos que debemos seccionarlo en tres vocablos: (Nava), el artículo masculino singular (el) y  (cuervo).

El significado de la palabra Nava es el de tierra llana. Llanuras cercadas de montañas. En Castilla se llaman así llanuras más o menos extensas no exentas de vegetación herbácea. En la montaña se llama así, principalmente en el centro y sur de España, a las grandes praderas que se encuentran en las cumbres, sobre todo próximas a los pasos ó puertos, y también en valles de poca longitud.

Si consultamos en un Atlas de Geografía Española, los nombres de los municipios, ríos, arroyos, puertos, montañas, etc; que empiecen por el vocablo <<Nava>>, encontraremos casi unos trescientos nombres.

En nuestra geografía son muchos los municipios con el nombre de Nava o Navas, ya sea sólo o seguido de algún calificativo; principalmente en Ávila, Salamanca, Segovia, Madrid, Toledo, Cáceres, Albacete, etc. ; entre otros: Navalcarnero, Navapalos, etc…; o bien accidentes geográficos con el nombre de: el Pico de Navavieja, la Laguna de Navaza, la Rivera de las Navas, el Arroyo de Navaltablado, etc.

Por otra parte, aparecen como en el caso de Navalcuervo, otras poblaciones que tras la palabra <<Nava>>, le precede un artículo, que al encadenarse con algún calificativo como puede ser: (carnero, palos, cuervo, caballo, manzano, espino, carazo, etc.) forma al perder la vocal <<e>>, y conservar la <<l>>, los siguientes vocablos: Navalcarnero, Navalpalos, Navalcuervo, Navalcaballo, Navalmanzano, Navalespino, Navalcarazo,etc.

Desde el año 1549, se tiene constancia de la existencia de esta aldea, aneja de la de Posadilla; apareciendo en la relación de aldeas dependientes pastoralmente de la Iglesia del Espíritu Santo de Posadilla como <<NABALCUERVO>> con <<B>>, dato que no tenemos que tener en cuenta, ya que las reglas ortográficas en aquellas fechas no eran muy estrictas.

Al existir entonces como población estable, tendríamos que remontarnos a fechas anteriores para datar su fundación; fecha que es imposible precisar, por falta de documentación que lo corrobore.

Por lógica, podemos deducir que el nombre de la aldea que lleva implícito el vocablo <<cuervo>>, se deba en parte, a este ave de la familia córvidos, muy común en nuestra península ibérica, que en otras fechas, pudo tomar de él su nombre, tal vez por su abundancia entre los encinares y dehesas que la rodean.

Patrimonio
  • FLORA Y FAUNA

El emplazamiento donde se halla ubicada la aldea de Navalcuervo, nos muestra un paraje de bosque mediterráneo, con un extenso encinar en las dehesas donde se cultivan todo tipo de cereales.

La aldea ha contado desde siempre con mucha caza, principalmene menor, (conejos y perdices) que eran cobrados por los naturales de la aldea para ser vendidos en los pueblos próximos. En los últimos años, se ven con frecuencia caza mayor (jabalíes y ciervos) en los alrededores de Navalcuervo.

  • FUENTES

Podemos decir que la aldea de Navalcuervo es rica en agua, ya que cuenta muy cerca de la misma con varias fuentes, de las cuales se han surtido los habitantes de la aldea desde tiempos pasados.

Una de las fuentes se encuentra muy próxima a la población, junto a la actual carretera que nos lleva al cruce que va a la Posadilla. Esta fuente está cerrada por una amplia caseta, donde en uno de sus laterales hay una bomba hidráulica, por la cual se saca el agua.

Gastronomía

Principalmente los platos más típicos de la gastronomía de Navalcuervo son entre otros, el cocido andaluz condimentando con los derivados del cerdo, las migas con torreznos, el gazpacho y la carne de caza (conejo, perdices, etc.)

Hasta hace unos años, existía la costumbre de comer gachas cuando se concluían algunas faenas de las más importantes en el campo, como eran la siembra y la recolección.

Artesanía

Actualmente no existe en la aldea ninguna persona que realice trabajos artesanales, aunque sí se recuerda por parte de los mayores, como en otras fechas, Navalcuervo contaba con personas que elaboraban herramientas de labranza, como eran bieldas para amontonar las parvas; bieldos para limpiar el grano trillado y <<rastrillos>>, para separar las granzas del grano ya limpio.

Algunos labradores cuando araban los campos se llevaban una pequeña esportilla con la azuela, serrucho, martillo, clavos, etc; por si se rompía el arado de madera.

Para las reparaciones de aperos de labranza de madera, tendales, tableros, tiros y radios de las ruedas de los carros, se valían de los servicios de carpinteros de Doña Rama y Alcornocal; viniendo de Posadilla un herrador para calzar con herraduras los animales de carga.

Añoranza de tiempos pasados

Para poderlas valorar y comparar con los tiempos actuales, las viviendas de nuestos mayores bien merecen un breve relato. De ahí estas pinceladas históricas, que recogen datos y momentos pasados, para memoria de los más jóvenes.

En un principio, Navalcuervo tenía un horno público de pan cocer y posteriormente se empezaron a construir en algunas casas particulares.

La primera Escuela de Navalcuervo estaba en la actual calle Fuente Obejuna, esquina con la antigua carretera de Fuente Obejuna al Hoyo; este local conocido como el, <<Cuartelillo de Miguel>>; sirvió en tiempos más recientes para albergar a la Guardia Civil de Posadilla en sus visitas a esta aldea.

La primera Maestra de Escuela de la que se tienen antecedentes en Navalcuervo, fue doña Rosa Mª Rodríguez, mujer muy querida por todo el pueblo, que enseñaba a primeros del pasado siglo (1911) a un buen número de niños y niñas.

Posteriormente, tras la necesidad de poder contar con un local adecuado para impartir clases a los jóvenes de la aldea, se creó las antiguas Escuelas que se encuentran situadas en la explanada junto al cementerio.

Antiguamente, las mujeres de la aldea colaboraban rotando semanalmente, para la limpieza de la Iglesia y lavanza de los paños de altar; llevándolos en sus cestas de lavar hasta arroyos próximos, como eran el de la Garganta o el de la Zorrera, e incluso al del Escorial; utilizando en aquellos tiempos <<las clarillas>>.

Había también en Navalcuervo una piara del Concejo (cerdos y cabras). Estos animales eran llevados cada día por sus dueños hasta la antigua era, próxima al cementerio, lugar de la concentración, y desde allí los conducía el encargado de la piara al campo, para que aprovecharan las hierbas o pastos de la finca Fuente de Canto, entre otras.

El salario devengado por la persona que llevaba y traía el ganado, lo percibía delos vecinos que tenían animales en dicha piara.

Las bodas tenían lugar siempre en las casas particulares, donde previamente habían elaborado pestiños y dulces para los invitados. Al almuerzo eran invitados los familiares de los contrayentes y amigos más íntimos. Igualmente de celebradas que las bodas, eran las cencerradas que se les daban en casamientos entre viudos y solteras, o viudas y solteros; dándose el caso, de desplazarse todo el acompañamiento desde Navalcuervo hasta Doña Rama sonando los cencerros, caracolas y otros objetos de percusión.

Muy celebradas en la aldea eran las fiestas de Año Nuevo, día de la Candelaria, Pascua de Resurrección y 15 de Agosto, Fiestas Mayores de la aldea. El día primero del año se celebraba una procesión en honor a Ntra. Sra. de la Piedad, continuando con una fiesta en la que participaba todo el pueblo.

El día 2 de Febrero, día de la Candelaria, tenía lugar una procesión en honor de la patrona Ntra. Sra. de la Piedad y del patrón <<San Esteban>>, en la que cada persona llevaba un ramo de romero y una vela encendida.

A la conclusión de esta procesión, tras comprobar que las velas encendidas en un principio seguían prendidas al final del acto, decían (lo que es costumbre en muchos lugares): <<Si la Candelaria implora, el invierno está flora>>; señal de que el invierno ya se había acabado; aconteciendo en la mayoría de los casos todo lo contrario.

La tercera fiesta más importante de la aldea era la de la Pascua de Resurrección, fiesta que organizaban devotamente los Hermanos de Ntra. Sra. de la Piedad; no permitiéndose que se fuera al campo a trabajar hasta el día siguiente y poder celebrar la Resurrección del Señor, costumbre muy respetada por los vecinos de la aldea.

Las Ferias y Fiestas de la aldea han sido siempre el 15 de Agosto, celebrándose en ese día una misa y procesión en honor de la Patrona.

Antiguamente, la víspera de San Sebastián (19 de Enero), los mozos del pueblo salían de la aldea con un carro tirado por ellos mismos, para cargarlo de leña; cortando uno o dos chaparros próximos a la aldea, para posteriormente ser quemados, haciendo una enorme candela en la plazoleta de la aldea; candela que duraba en consumirse tres o cuatro días; y reuniéndose todos alrededor del fuego hacían migas y condimentaban platos típico; jugaban al corro y cantaban.

Igualmente, la fiesta de los quintos era muy celebrada en Navalcuervo durante tres o cuatro días, organizadas por ellos mismos, donde corría el vino en cantidad.

Curiosamente, en una de las quintas celebradas hacia los años treinta, se llegó a dar el caso de que durante estas fiestas, los músicos que amenizaban el baile, por inclemencia del tiempo ( caminos y puentes intransitables por la lluvia), se tuvieron que quedar durante seis días en la aldea, teniéndolos que invitar a comer en su casa cada quinto, de forma rotatoria, hasta que cesaron las lluvias y pudieron regresar a Fuente Obejuna. Durante esos días, hubo buena acogida para los músicos y más bailes para los jóvenes.

Otras fiestas celebradas sobre los años cincuenta, erala Romería que se hacía cada tres meses en honor de la Virgen de Doña Rama, Posadilla, El Hoyo y Navalcuervo; en la que se cantaba:

<<Doña Rama, Posadilla, El Hoyo y Navalcuervo te presentan sus pesares Madre querida del cielo>>.

Los bailes en la aldea se celebraban en un pequeño salón acondicionado para ello. Tenía el suelo un desnivel; empezando las parejas a bailar en el centro del salón y terminaban casi en la puerta de la calle. Principalmente eran amenizados con el acordeón de Fructuoso, natural de la aldea, que también tocaba en los bailes de Los Pánchez y Doña Rama, entre otras poblaciones; aunque la mayoría de los bailes en fechas más recientes eran amenizados por músicos naturales de Peñarroya- Pueblonuevo.

La mayoría de los hombres de Navalcuervo se han dedicado siempre a las faenas agrícolas y ganaderas principalmente, no existiendo en la aldea huertas; sino algunos pequeños huertos, que eran y son explotados para el consumo familiar.

También en otros tiempos se dedicó parte de la mano de obra de Navalcuervo a trabajar en las minas próximas; entre otras las de el Escorial (hoy en día antiguos minazos) y en fechas más recientes, durante la Guerra Civil, trabajando en las minas de carbón de Peñarroya-Pueblonuevo.

Después de la Guerra Civil en la aldea de Navalcuervo, se introdujo el ganado vacuno como alternativa a las pocas explotaciones ganaderas que hasta esa fecha había; contando entonces con una cabaña de algo más de 175 ovejas y unas 128 cabras; aunque ya en fechas más recientes desaparece el ganado vacuno, por su escasa rentabilidad familiar.

Huella del pasado

Navalcuervo cuenta con una reserva arqueológica aún por descubrir.

Según los naturales de la aldea, cuando realizan las labores en el campo, el arado desentierra con frecuencia trozos de cerámicas y tejas. Esto demuestra  que hubo en esta zona poblados en épocas pasadas.

Por las características de los fragmentos encontrados, posiblemente puedan datar de la época árabe, encontrándose muy diseminados y fragmentados. Junto a una de las fuentes próximas a la actual Iglesia, en un huertecillo y en muchos lugares  más, aparecen con frecuencia trozos de orzos y cuencos de barro, así como de tejas con la marca o señal de los dedos del alfarero que las hizo; incluso algunos pequeños enseres de ajuares.

En poblaciones próximas a Navalcuervo, como es el caso de Posadilla y la desaparecida aldea del Obatón, nos muestran distintas cartas arqueológicas la localización de restos sin identificar próximos a la aldea de Posadilla y asentamientos de la época árabe y megalítica en el Obatón; por ello, no podemos descartar, que en Navalcuervo puedan existir algunos restos aún por descubrir; que nos puedan aportar datos de los antiguos pobladores que se asentaron en esta zona.

De fechas más recientes se conserva junto a la actual iglesia de Navalcuervo, el único resto que aún perdura de la antigua y desaparecida Iglesia de Ntra. Sra. De la Asunción; nos referimos a la pila bautismal, que tendría un lugar relevante en dicha Iglesia, y que tras desaparecer, los habitantes de la aldea siguiendo un buen criterio, han conservado  este trozo de su historia a las mismas puertas de la actual Iglesia.  Es una sola pieza pétrea, que presenta en su parte superior un tosco vaciado y en la inferior parte de su vástago. Muestra un pequeño labrado de hendiduras simétricas bordeando el primer tramo de la pila.

GALERÍA DE IMÁGENES