Cañada del Gamo

Cañada del Gamo se puede considerar como remanso de paz, rodeado de dos dehesas de monte bajo y encinar. El aire que se respira es saludable, carece de influencias nocivas. La tranquilidad con que se vive en esta aldea, nos invita a participar de la vivencia de sus gentes sencillas, que se prestan para hacernos participar de este lugar sano y acogedor.

Observando el trazado de sus calles, callejas y sus viviendas de construcción primitiva y muy popular, nos causa la sensación de que, el reloj del tiempo se ha parado en esta aldea y nos encontramos viviendo en la Edad Media.

Los Materiales empleados para las construcciones de sus casas eran las piedras y los adobes, revestidos de una argamasa compuesta por arena, agua y cal. El cerramiento de sus cubiertas se realizaba con maderos, riostras, cañas y tejas. Esta arquitectura popular, se entrelaza con otras edificaciones más secundarias, como son paredes de corrales, cercas, etc.; donde ha sido empleado simplemente la piedra y el barro.

Aún se puede admirar puertas traseras de algunas viviendas, corrales o cercas, hechas de madera de encina, usándose herramientas para desbastarlas, como es el hacha o la azuela .Las puertas que existen con estas características, junto a las edificaciones de piedra y barro sobre su calzada, nos hacen meditar sobre la antigüedad que tiene esta aldea.

Todo ella, atesora un patrimonio arquitectónico, perdido en gran parte de la comarca, donde lo pintoresco de su paisaje, sus calles y habitantes, la hace muy peculiar con respecto al resto de aldeas del término municipal de Fuente Obejuna.

Ubicación
La altitud de Cañada del Gamo sobre el nivel del mar es de unos 670 m. aproximadamente.

Se encuentra ubicada a 5º-24´ de longitud y 38º-12 ´ de latitud; situada al sur del término municipal de Fuente Obejuna , a unos 7,5 kilómetros, junto a la carretera que conduce a las ocho aldeas situadas al sudeste de término.

Las vías de comunicación de Cañada del Gamo con otras aldeas, eran los antiguos caminos a La Coronada, Argallón, Piconcillo, Ojuelos Bajos y Fuente Obejuna.

El paraje que rodea Cañada del Gamo está compuesto por un bosque mediterráneo con encinar, dando lugar a las típicas dehesas, donde se alterna un sotobosque, con zonas poco cultivadas.

Orígenes del nombre
Del origen del nombre de Cañada del Gamo, al igual que el de la mayoría de las aldeas, que pertenecen al municipio de la villa de Fuente Obejuna, tendremos que fundamentarlo en hipótesis, que quizás nos puedan llegar a su raíz.

Aportaremos tres hipótesis sobre su posible origen, analizando en la primera de ella, por separado, los vocablos Cañada y Gamo.

  • Cañada:
  • significa espacio de tierra entre dos alturas poco distantes entre sí; o bien vía para los ganados trashumantes, cuya vía debía tener noventa varas de ancha.

  • Gamo:
  • mamíferos artiodáctilos rumiantes de la familia cérvidos, de cuernos cilíndricos en la base y en forma de pala ancha y alargada.

Esta hipótesis, nos hace suponer, que el nombre de la aldea fuera originario de una cañada o paso, donde hubiera gamos .No es acertada esta suposición, ya que realmente, aunque nos encontramos un paso o cañada, no existen antecedentes de que en épocas remotas o más cercanas, abundase dicha especie animal.

Una segunda hipótesis, atribuye el origen de Cañada del Gamo, al sobrenombre de un bandolero llamado ”El Gamo”, por la rapidez con que se desenvolvería en estos parajes. Tampoco es acertada esta hipótesis, ya que el bandolerismo andaluz, apareció en el siglo XVII, existiendo el nombre de Cañada del Gamo ya en el siglo XVI.

Además de las anteriores hipótesis, que nada nos aclaran al respecto, nos encontramos con otra, quien podría tenerse en cuenta cerca del origen que diera el nombre a esta población.

De la extensa familia de las “liliáceas”, que se dan en múltiples lugares, con nombres distintos entre ellas, existe una con el de “gamo” o “gamón”. Esta especie aparece desde tiempos muy remotos en las ollas próximas a la Cañada del Gamo. Con el trascurso del tiempo, con la falta de reglas ortográficas, o por la simple deformación del lenguaje, pudo haber desaparecido el acento de “gamó” o el acento y la “n” de “gamón”, siendo más factibles esta hipótesis que las anteriores; ya que existe una tradición oral de padres a hijos, que corroboran el origen del nombre de la aldea, con la abundancia de esta planta, conocida en nuestra latitud como “gamonito”.

Patrimonio
  • IGLESIA SAN JOSÉ

Para la erección de la Iglesia de San José de las Navas fue presupuestada en septiembre de 1813, por D. Sebastián de Torres junto al Vicario de Fuente Obejuna D. Pelágico Gaitán, con un coste de 35.627 reales, contando con 12 varas de longitud y 6 de ancha.

La iglesia de San José de las Navas de Cañada del Gamo, se inauguró el 23 de Septiembre de 1816.

Si observamos la fachada de esta iglesia, vemos su similitud con la de la Iglesia de San Juan de Argallón; parecido que se refleja en la autoría del arquitecto que dirigió sus obras D. Manuel Matamoros, ejecutándose su construcción en fechas muy próximas una de la otra.

Los vecinos de la aldea de Cañada del Gamo , participaron muy activamente en la construcción de esta iglesia , ya que tras las donaciones económicas realizadas por la aldea, realizaron trabajos de traída de piedras y otros materiales útiles de la antigua iglesia de San José , que sirvieran para adecentar y decorar la nueva iglesia.

Consta de una sola nave compartida en cuatro tramos, de 15 m de larga por 6,80m de ancha; tras el presbiterio se abre una pequeña sacristía de 3m de profundidad, donde en otros tiempos, se encontraban varias arcas llenas de velas para encendérselas a San José; ya que ha existido desde siempre una gran devoción por dicha imagen. Atraídos por el fervor religioso, venían en peregrinación muchos devotos, andando descalzos desde Fuente Obejuna.

Originariamente esta iglesia se construyó sin pilastras, rincones, molduras ni salientes, para recortar en lo posible el presupuesto con que se contaba para su ejecución.

En su interior a modo de retablo, nos encontramos con tres ménsulas enmarcadas artísticamente, que sostienen las imágenes de San José en el centro y a ambos lados, un Sagrada Corazón y una Inmaculada.

La imagen de San José de la Nava, titular de la parroquia, es una escultura de madera tallada y policromada, de aproximadamente unos 100cms.de altura, fechada en el siglo XVIII.

En el lado del evangelio se abre una pequeña dependencia, en la que se encuentra un Nazareno, un Cristo Yacente, un resucitado de los años cincuenta y la Imagen de la Virgen de Tentudía mucho más antigua y rudimentaria que las anteriores.

Junto a esta pequeña sacristía nos encontramos con un cancel decorado en el plano central, con una copia de la pintura de Murillo, que representa a la Sagrada Familia,conocida como : “ el niño del pajarito”, y algunos símbolos de carpintería.

También existe en esta parroquia, una pila bautismal de granito, que sirve de soporte al altar.

El exterior, presenta una vertiente a dos aguas. Acoplada a la propia iglesia, una nave con entrada independiente. En su fachada y espadaña, podemos apreciar la remodelación que sufrió en el siglo XIX dándole un estilo neoclásico.

La entrada a la iglesia se hace a través de un vaso adintelado, flaqueando por pilastras sobre las que descansan una pequeña cornisa. Adosado a ésta, nos encontramos en su lado norte, con el cementerio de la aldea, construido en 1816.

  • FLORA Y FAUNA

Al igual que en el resto de nuestra aldeas, nos encontramos con una bosque mediterráneo con una dehesa de matorral, aflorando en esta aldea especies como son Gamón, Lentisco, Zarzal, Charneca, coscoja, Adelfas , Retamas, etc..

Por lo que corresponde a la fauna, contamos en su monte de encinar, con especies de caza mayor (ciervos y jabalíes) y de caza menor (palomas, tórtolas, conejos, perdices, liebres, etc…)

  • FUENTES

La fuente de esta población se encuentra situada al oeste de la aldea, en un paraje frondoso por donde pasa el arroyo de “La Cañada”, al hablar de la fuente, nos referimos a un depósito subterráneos, cubierto mediante caseta de obra de fábrica, encontrándonos en un lateral con una bomba de succión para la extracción de agua, que se obtiene en dos pequeño grifos que desaguan en una pileta.

Gastronomía
La gastronomía de Cañada del Gamo, también está basada en la cocina andaluza, con influencia de la extremeña.

Como base principal de alimentación, el cocido, las migas con torreznos, el gazpacho andaluz, los productos del cerdo, la caza, frutas y hortalizas de sus huertos.

Platos típicos que podemos citar son los condimentos con la carne de perdices, liebres y conejos.

Para endulzar el paladar, pestiños, flores de sartén, galletas y un sinfín de dulces elaborados por las mujeres, que tan bien se les dan estos menesteres; sin olvidar las gachas, platos típicos en las fiestas navideñas de Cañada del Gamo.

Artesanía
También en Cañada del Gamo hubo artesanos. Los pastores y porqueros han sido y siguen siendo en general, personas hábiles a quienes se les da bien la confección de zurrones y sus tablillas de cierre (maderas repujadas a punto de navaja), zahones, mecheros de madera de encina, sellos con argolla articulada de una sola pieza, que se utilizaban para sellar con las iniciales de cada uno el pan que tenían que llevar para su cocción al horno público y muchos más objetos, primorosamente conseguidos pacientemente por estos artesanos.

Igualmente, de la carpintería, zapatería y herrería que existió en esta aldea en fechas pasadas, salieron gran variedad de trabajos artesanales, conseguidos por estos artistas, con la ayuda de herramientas rudimentarias. Sin olvidar un famoso latonero, que vivió en la aldea a principios del pasado siglo, de cuyas manos salían verdaderas piezas artesanales como eran tapaderas, aceiteras, regaderas, etc.: y los trabajos que con anea, realizaba el silletero de la aldea en la década de los años cincuenta.

Huella del pasado
Sepulturas antropoides: Al noroeste de Cañada del Gamo, en la finca rústica denominada “Finca de la Cañada” y conocida también con el nombre de “Casa Grande”, junto al arroyo denominado de “Las Pilas”, existe una masa de roca granítica, donde aparecen excavadas en su parte superior , dos tumbas o sepulturas antropoides; denominadas así, por ser unos sepulcros unipersonales y de inhumación, abiertos en la roca, cuyos formas trapezoidales alargadas, presentan sendos relieves a la altura de la cabecera a modo de almohada; existiendo también una pequeña oquedad en su interior , posiblemente para guardar un pequeño ajuar funerario.

Ambas tumbas se hallan abiertas, por haber sido saqueadas por profanadores en fechas no muy lejanas, apareciendo en ella un reborde exterior que serviría para evitar la entrada de las aguas.

Las losas que sirvieran para cerrar las tumbas, tuvieron que ser despeñadas desde lo alto de esta masa de roca en dirección al arroyo; encontrándose posiblemente fragmentadas en la actualidad, a lo largo de su cauce.

Como dato curioso dentro de este apartado, y posiblemente con relación a estos restos, se cuenta que a finales de los años 60 o principios de los 70, los niños y niñas de la aldea que jugaban en las proximidades de este arroyo, decían haber visto un témpano de granito tallado, donde se podía apreciar el relieve de un rostro desdibujando en la roca.

En las proximidades de las tumbas se aprecian oquedades y rebajes en la roca, formando escalones para poder acceder a ellas desde su parte inferior.

El nombre del arroyo próximo a ellas, “Arroyo de las Pilas”, posiblemente deba su nombre a la forma de las tumbas, que vistas sin sentido arqueológico, parecen ser unas simples pilas excavadas en la roca.

También es conocido este paraje como “Las piedras huecas”, denominándose así por la existencia en otros tiempos de una pequeña cueva en la base de esta estructura granítica.

Fiestas
Tradicionalmente las Fiestas de la Cruz de Mayo en Cañada del Gamo eran muy celebradas por todos los vecinos; comenzando a pedir una comisión durante el mes de abril por toda la aldea, para sufragar con la recaudación los gastos que se ocasionaban por la compra de flores de tela, talco, etc.; para confeccionar una Cruz y adornarla en una de las habitaciones de una casa del pueblo, cedida para este fin.

Algunos vecinos de la aldea salían pidiendo por las casas, lo que vulgarmente denominaban “pedir el huevo”, colaborando cada familia según sus posibilidades, con huevos o dinero en metálico. Con las aportaciones económicas recaudadas, se compraba harina, azúcar, etc que junto con los huevos recabados elaboraban un gran bizcocho o pastel, que era rifado, obteniéndose más ingresos para sufragar los gastos que seocasionaban para la decoración con la que se adornaba la Cruz.

La habitación donde se ponía la Cruz, era adornada con espejos, cuadros, macetas con flores, estampas y una lámpara grande que colgaba del techo.

El día 2 de mayo se velaba la Cruz y se pedía al alcalde una encina de una de las dehesas próximas a la aldea, subastándose la leña de dicha encina con fines benéficos y quemándose el tronco en la puerta donde estaba la Cruz.

Al día siguiente día 3 de mayo, se hacían roscas de fideos de dulce, que se rifaban durante el baile. Ya el día 4 , los vecinos de Cañada del Gamo salían al campo acompañados de una orquesta, que amenizaba la fiesta hasta por la noche , en que se le rezaba un rosario a la Cruz; siendo el 12 de mayo cuando se daba por finalizadas dichas fiestas.

Tradicionalmente, también los más jóvenes de la aldea, se pasaban por las casa recogiendo en un serón de esparto todos los productos alimenticios que les daban, para su consumo en las fiestas que éstos organizaban en Carnaval, día de los quintos, Navidad etc.…

La fiesta principal de Cañada del Gamo es la de San José (19 de Marzo) celebrándose en nuestros días una romería en los parajes próximos a la aldea; donde la afluencia de público de toda la comarca e incluso de pueblos muy distantes , la hace ser una de las Romerías más importantes del norte de la provincia.